Curadoría

CIMIENTOS DEL POP PARA UN ARTE QUE ESTA POR VENIR 

CIMIENTOS DEL PO​P​ PARA UN ARTE QUE ESTA POR VENIR 

A quienes ejercemos la crítica de las artes plásticas, visuales y conceptuales nos entusiasma sobremanera aproximarnos a las obras de aquellos artistas que, habiéndose propuesto impulsar realmente el desarrollo cultural, han conseguido su propósito; lo anterior, toda vez que la crítica consiste en resaltar la existencia de esa índole de impulsos. Quienes reflexionamos acerca del devenir de la cultura artística gozamos enormemente cada vez que ubicamos piezas con las cuales nos es posible poner a prueba nuestras hipótesis, ya que requerimos confirmar −o, en su caso, descartar− nuestros planteamientos teóricos. Y a quienes nos dedicamos a historiar el arte contemporáneo nos resulta muy satisfactorio dar cuenta de los aportes que realizan quienes cultivan lenguajes emergentes, puesto que la Historia del Arte la erigen quienes practican léxicos que en su momento son de avanzada. Pablo Llana (Tijuana, 1980) es un autor que, desde 2010, ha recorrido un derrotero que lo ha llevado a impulsar el desarrollo de la cultura artística; ha hecho posible que yo corrobore mis sospechas sobre la existencia de novísimos paradigmas para las artes, y que (para bien de la Historia del Arte) cultiva lenguajes incipientes. De ahí mi creciente interés por la obra de este artista.

En 2010 Llana era un pintor que había conseguido una probada solvencia expresiva, temática y técnica. Tanta, que incluso pudo haber decidido afianzarse como un autor post vanguardista típico, en tiempos en los que aún se vivían los resabios de la entronización de la llamada pintura-pintura que había venido siendo ensalzada desde la década de los 80 del siglo XX. Empero, asumió el riesgo de interesarse por temáticas tales como: el desmesurado incremento en el consumo de productos chatarra entre diversos sectores de la población; las causas reales de tal incremento, entre las que descuella nuestra sumisión al colonialismo estadounidense (es decir, al capitalismo, de suyo patriarcal), así como los nocivos efectos de tal consumo (entre éstos, obesidad, diabetes y caries). Para subrayar su enfoque subversivo, profundo y categórico ante tales temas, este artista optó por abandonar tanto pinturas como pinceles y utilizar en cambio, como materiales pictóricos, envolturas de productos procesados e industrializados de las marcas más solicitadas hoy en día. En sus obras, Pablo Llana no se concreta en denunciar el actual estado de las cosas, sino que clama por una inaplazable reorientación de la política pública nacional en materia de salud, que garantice la divulgación veraz de los riesgos de enfermedad y muerte que se corren al consumir golosinas, botanas, bebidas y alimentos procesados e industrializados tanto de marcas trasnacionales como de empresas locales.

En lo que concierne a la filiación estilística de este autor cabe recordar que desde que el arte pop concluyó su fase como una de las vertientes artísticas de los años 60 del siglo XX, ha devenido en una tendencia permanente del arte contemporáneo. Y que, además, hoy en día existe una corriente post-pop, practicada por artistas que han continuado alguno o varios de los postulados del pop histórico. Pablo Llana participa de la tendencia pop, toda vez que en sus obras se refiere a las mercancías de consumo masivo, a la publicidad o a las marcas registradas, por ejemplo. Y asimismo participa del post-pop, dado que en sus obras hace uso de enfoques que van de lo irónico a lo sarcástico acerca de los temas que aborda. Dado que su postura como autor es de rebeldía frente al presente artístico, Llana dista mucho de ser un post vanguardista típico, puesto que con su labor realiza una crítica al pop desde la tendencia pop y como practicante de un arte pop revisitado por él mismo. Pablo Llana se ocupa más bien de preludiar un arte por venir.

Cuando nos enfrentamos con las obras de este autor experimentamos reacciones sensibles diversas, algunas de las cuales ocurren de manera simultánea. Sus piezas nos atraen, nos conmueven, nos inquietan, nos impactan, nos sorprenden y nos repelen; todo esto a la vez. Si esto acontece es porque Llana fundamenta la expresividad de sus pinturas en elementos que, asimismo, se encuentran entremezclados; entre éstos los de lo típico, lo terrorífico, lo siniestro, lo sarcástico, lo precario, lo patético, lo nefasto, lo grotesco, lo dramático y lo brutal. En cuanto a lo expresivo, entonces, y asimismo en lo que respecta a lo temático y a lo específicamente técnico, la producción de este autor impulsa el desarrollo de la cultura artística al contar con recursos que no son de un uso muy extendido. Su labor de los años recientes refuerza la confianza colectiva en la supervivencia del arte −la cual hoy en día se halla en una encrucijada que amenaza su continuidad− ya que, con sus obras, apuesta por un arte alejado del artecentrismo, ejerce un indispensable artivismo (o activismo artístico), consigue una producción irreverente con la cual vulnera la normatividad impuesta; asume el riesgo, en fin, de generar un arte que amén de serlo, pugne por contar con alguna utilidad social amén de la específicamente artística. Y tal compromiso solo puede conseguirlo su autor practicando un lenguaje emergente, como lo es esa figuración post pop que él abraza con tanta prestancia.

Por Carlos-Blas Galindo​.

Pablo Llana

 

Semblanza

Pablo Llana 1980. Vive y trabaja en Tijuana, México. originario de la ciudad de Tijuana.

Cursó diplomados en artes plásticas en la Casa de la Cultura de Tijuana.

 

Del 2000 al 2002 fue alumno del “Programa de Profesionalización Artística para Artistas Visuales” (PROPAVIS) impartido en el “Centro de Humanidades de Baja California”, con el apoyo del CONACULTA, incluyendo a destacados maestros artistas y profesionales como: Felipe Ehrenberg, entre otros.

 

Ha participado en más de 50 exposiciones colectivas locales e internacionales. Entre sus exposiciones individuales más recientes se encuentran: “Eye Candy” Articulo 123, Ciudad de México, “Muestra retrospectiva Trashformacion” Museo Gurza, Durango México, “Sweet Death” Galería Art Virus LTD Frankfurt, Alemania, “Oaxaca desde Acá” Museo Textil de Oaxaca, Oaxaca, “MOUTHFUL” en el Instituto de Artes Gráficas de Oaxaca, “Yo código comunidad” en el Museo Centro Cultural Tijuana y entre las colectivas se encuentran: 

“Private collection selection” Vica Venice Institute Of Contemporary Art”, Los Angeles CA,, “Morton Subastas 2019”, “Galería La Fonderia” Florencia Italia,“Southern Exposure Shining Lights In Contemporary Art From Mexico” Castelli Art Space , Los Angeles, “Ciudad de las Ideas” Puebla Mexico, “Come and Sea” Atilla & Co. Milán Italia, “Arte Vivo” Museo de Arte Modern, Ciudad de México, “Grupo 16” Subasta de arte contemporáneo, Ciudad de México, “Pop Up Experience” Ex Convento San Hipólito, Ciudad de México, “Emerging to Established” Krause Gallery, Nueva York, ”Cruel Summer” CM Curatorial Gallery, San Diego California, “Pink” Castelli Art Center, Los Ángeles California, “Memoria Involuntaria” Galería K2, Monterrey México, “México” Frankfurter Volksbank Frankfurt, Alemania, Participación en el proyecto de Demian Flores pala la  Bienal de la Habana Cuba , “El collage como objeto encontrado” Espacio Arterial, Ciudad de México, VIII Bienal Internacional de Estandartes 2014 Centro Cultural de Tijuana CECUT, Tijuana B.C. México,  “Arrópame desde los pies” Tapetes tradicionales y actuales Ex convento de San Pablo Oaxaca , México ,  “Obra Negra: Una aproximación a la construcción de la cultura visual de Tijuana” Museo Centro Cultural Tijuana, “Tijuana Makes Me Happy. Multidisciplinariedad en la Frontera” en el Consulado de México en Los Ángeles California y “La Frontera” en la Galería Art Virus Ltd. Frankfurt Alemania entre otras.

Su obra forma parte del acervo cultural del Museo Centro Cultural Tijuana.

Curador en la muestra “Southern Exposure Shining Lights In Contemporary Art From Mexico” Castelli Art Space, Los Angeles CA. Enero 2019

Co Curador en la muestra “Edge to Edge #2” Vica Venice Institute Of Contemporary Art, Los Angeles CA. Julio 2019

Ha obtenido menciones  honorificas en las siguientes bienales: 3ra Bienal de Arte Contemporáneo de Cancún, México (2017), 14va Bienal de Artes Visuales del Noroeste (2013), 5ta Bienal Bienal Nacional Miradas (2012), 13va Bienal de Artes Visuales del Noroeste (2011) y en la XII Bienal Plástica de Baja California (1999), seleccionado en las siguientes bienales: XII Bienal de Pintura Joaquín Clausell (2017), Bienal Nacional Monterrey Artemergente (2015), Novena Bienal Puebla de los Ángeles, El poder hoy. Galería de la Universidad de la Ibero Puebla (2013) entre otras.  Acreedor del primer lugar en la 6ta Bienal Nacional Miradas (2014), sus piezas se encuentran en colecciones nacionales e internacionales

SPACIO NOMADE MEDIA PARTNERS DE:

serArte Logo Alta PNG.png